Los poros son pequeños orificios que están sobre la epidermis de la piel y que son los encargados de permitir la transpiración para que el cuerpo regule la temperatura a través del sudor, otra de sus funciones es hidratar y eliminar toxinas entre otras.

Suelen ser de los puntos mas tocados cuando de limpieza facial se trata ya que muchas veces debido a la contaminación, nuestros maquillajes, alimentación o tipo de piel suelen obstruirse impidiendo la transpiración y muchas veces aparición de puntos negros o acné.

Otros de los problemas que suelen presentarse son los poros dilatados o poros abiertos, ¿pero por qué pasa esto? Muchas veces es cuestión genética, piel grasa o acumulación de suciedad.

¿Cómo vamos a tratarlos?

Nuestro primer paso es la limpieza como siempre eligiendo los productos adecuados, comenzando con el hábito de desmaquillarnos, buscando desmaquillantes libres de grasas por ejemplo aguas micelares que son muy suaves y caen bien a todo tipo de piel, sobre todo enriquecidas con extractos herbales como aloe vera y manzanilla para aprovechar los beneficios desinflamantes sobre tu piel.

La limpieza y exfoliación también son muy importantes ya que limpiar nuestro rostro dos veces al día ayudará a mantener la limpieza de nuestros poros y a evitar la formación de puntos negros y acné, la exfoliación recomendamos hacerla dos veces por semana si tienes la piel mixta o grasa y una vez si tienes la piel mas sensible, elije exfoliantes orgánicos   de origen vegetal como arcillas, semillas de frutos  como la cascara de nuez, o semilla de arándano también son muy suavecitos para que la exfoliación no sea tan abrasiva, algún jabón  rico en aceites vegetales como olivo y coco puede ser también adicionados con exfoliantes como ya comentamos siempre un 2 en 1, también los jabones de carbón activado son excelentes exfoliantes.

Las mascarillas limpiadoras como en gel o de arcillas son muy efectivas para la limpieza de los poros, sobre todo adicionadas con algunos extractos herbales que pueden ayudar a dar más efectividad sobre tu piel, por ejemplo, las mascarillas de arcilla verde o de carbón activado con té verde, romero y aloe verá.

Los tónicos sobre la piel pueden ayudar mucho a disminuir el tamaño de los poros y dar una sensación más tonificada, busca que sean ricos en extractos herbales que ayudan a cerrar los poros como el té verde, romero, menta, rosas que tienen propiedades astringentes, cuidar también que sean libres de alcohol y muchas veces algunos con ácido salicílico para las pieles grasas.

Tu crema facial, hoy en día hay muchas cremas que ayudan también a minimizar los poros y con extractos herbales, en gel o con algunos aceites benéficos para la piel grasa como es jojoba, árbol de té, romero, entre otros.

Otra opción es ir a que te hagan una limpieza facial con tu cosmetóloga de cabecera, ella ayudará a dar una limpieza más profunda, suelen usar vapores que caen muy bien a la piel y ayudan mucho a la limpieza de poros, hay que darnos la oportunidad de ir al menos una vez al mes por una limpieza profunda, suelen tener experiencias sensoriales muy relajantes.

Recordemos que en temporada de calor o si vivimos en las costas cálidas los poros también suelen dilatarse bastante y es importante mantener tus rituales de cuidado facial.

Otro punto para considerar y ya es el último es la alimentación, es importante mantenernos hidratados, y una alimentación saludable rica en verduras y grasas como semillas, algo que quiero compartirles  que a mi me ayuda mucho son dos cosas que procuro hacer, la primera  es  el descanso, el dormir bien ayuda mucho a mantener una piel saludable y el otro mis automasajes faciales, ayuda mucho a drenar líquidos de el rostro y mantener la piel bien tonificada, más adelante vamos a sacar un post especial de automasaje facial.

 

Deja una respuesta