Cuando decides darte un baño, aprovecha para disfrutar cosas que te agraden. Al elegir tu jabón debes preguntarte que tan bueno es para mi piel y para mi alma, debe darte una ilusión y ser reconfortante.

-Tu jabón: busquemos tener una ducha saludable y orgánica utilizando jabones con ingredientes naturales, nutritivos disfrutables y un aroma el que a ti mas te guste.

-Tu esponja: Elijamos una esponja suave al tacto, orgánica que te llene de sensaciones agradables.

-Hidratante: Aunque va después de la ducha es imprescindible hidratar después de ducharte, elige aceites vegetales ligeros, ricos en nutrientes y aceites esenciales.