Es muy sonado hoy en día el amor a sí mismo y bueno por que antes no se hablaba de eso no siempre lo traemos incluido en la crianza o simplemente vamos creciendo, haciendo cosas sin saber que son gestos de amor hacía uno mismo, hoy en día está más remarcado que debemos tener nuestros pequeños gestos de amor diario, pero por que pasa esto, bueno con el pasar del tiempo vamos viviendo muchas veces haciendo mil cosas que nos olvidamos de nosotros mismos y me preguntan: ¿noooo como? Pues claro que  pasa dejamos de hacer cosas por nosotros, la vida a mil vueltas, mucho trabajo suele ser en su mayoría que se nos olvida, de oler las flores, tomarte un cafecito en calma, todo es tan rápido hoy, oler un aroma nuevo, disfrutar ponernos crema en el cuerpo, alimentarnos bien no saben que importante es eso, es por eso que hoy hablamos  de comenzar  3 pequeños gestos de amor, la idea es comenzar a practicarlos lo más seguido que podamos, claro que debe de haber disponibilidad de nosotros mismos a querer incorporar  nuevas cosas, no siempre es fácil eh muchas veces uno procrastina o tenemos una de las mil formas de depresión que existe y no puedes moverte,  pero la idea al menos es saber que podemos hacer cosas para estar mejor y no siempre es lo más fácil del mundo, pero teniendo siempre bien presente que a medida que reafirmemos y disfrutemos el amor propio vamos a poder amar a los de nuestros cercanos, vamos a tener una vibra diferente, nos vamos a sentir mejor, realmente cuando uno comienza a cambiar de forma positiva el entorno comienza a cambiarse también incluso déjenme comentarles que podemos gozar de más salud física y mental pero podemos alargar nuestros años de vida, ¿y que creen? La piel se torna mucho más limpia y saludable, es maravilloso, aparte que siempre es motivador comenzar cosas nuevas.

Como se va a comenzar a hacer cambios, yo recomiendo iniciar haciendo cosas que nos gustan primeramente, por lo regular es satisfaciendo los sentidos por ejemplo comiendo algo que nos gusta ya sea un chocolate, una infusión, ojo no siempre el amor propio es consintiendonos, muchas veces es muy doloroso darse gestos de amor propio por que muchas veces implica  cambiar hábitos que ya teníamos y nos hacían daño, pero yo les voy a hablar de 3 gestos que por sus características son fáciles de comenzar.

Nuestro primer acto que recomiendo es al levantarte tomarte un té o una infusión, esto dará salud a tu cuerpo, te hidratara y comenzarás con algo que satisfaga tu paladar , te dará una sensación regocijante, lo primero que vamos a hacer es elegir qué infusión se nos antoja miren aquí es muy libre y hay que darnos la oportunidad de probar cada vez nuevas cosas, le voy a contar que a mi me gusta mucho la infusión de zacate de limón le decimos en México o de canela para cuando hace más frío, pero cuando estoy en la playa  tomo mis infusiones frías por la mañana por que no siempre tiene que ser caliente, por ejemplo en las zonas de playa cae muy bien fría pero aquí depende de lo que a ti se te antoje.

Vas a estimular el olfato, tus papilas gustativas y a la vez darte salud, puedes hacerte de una taza muy mona que sea tu favorita.

Este segundo me gusta mucho ya que yo escucho mucha música siempre, todo el día ando con mis audífonos y cada que tengo oportunidad los uso  y es comenzar a escuchar tu canción favorita, siempre recomiendo alguna canción positiva con ritmos suaves, alegres, el jazz es buena opción, el bossa aunque si no te gusta hay muchísimo repertorio en aplicaciones electrónicas para escuchar puede ser mientras tomas tu infusión, mientras manejas, mientras  vas en el transporte público hacía tu trabajo, vas a estimular el sentido auditivo y  la idea es relajar tu sistema nervioso.

Vamos a terminar con otra opción muy saludable también y es de mover tu cuerpo, mantente en movimiento siempre, yo era una persona que solía estar sentada en un escritorio hasta 5 horas seguidas tomando en cuenta que  la jornada laboral es de 8 horas y a veces más entonces comienza uno como a atrofiarse, de verdad esa parte de hay que mantenernos en movimiento apliquemosla si trabajas en oficina cada media hora puedes levantarte estirar los pies, los brazos, mirar a otro lado que no sea tu escritorio esto ayudará a despejar tu mente, a activar la circulación sanguínea, oxigenar el cerebro y pues hasta  sonreír más, y si no es en el trabajo puedes planear salir a dar una caminata  y verás como después regresas con otra actitud, más relajado y contento.

En lo personal siempre procuro caminar al menos media hora diaria, si tengo que ir a comprar algo, lo hago caminando o en bicicleta o subir escaleras.

Recuerden como siempre nuestros pequeños actos de amor propio es solo para nosotros, para estar bien emocional y mentalmente, espero que elijan para iniciar sus días lo que mas les haga sentir bien.

Deja una respuesta