Como sabemos la piel es el órgano más grande que tenemos, es el que nos da envoltura y forma, es con la que sentimos, está llena de sensaciones y muchas veces solo nos enfocamos a cuidar el rostro y olvidamos todo lo demás de nuestro cuerpo que también requiere cuidados tanto externos como internos, por eso hoy vamos a hablar sobre nuestro cuidado de la piel, que también  son gestos de amor hacía uno mismo, cuidando como prioridad mantenernos sanos y a consecuencia nos dará una piel luminosa, hidratada y bonita.

-Primeramente, vamos a hablar sobre la dieta que yo suelo dividirla en 2 y la primera  hidratarnos, la piel deshidratada se nota tiende a verse opaca, seca y descamarse, por eso es tan importante comenzar con los cuidados internos tan elementales como la hidratación, pasa que muchas veces cuando tiene uno una vida laboralmente demandante simplemente nos olvidamos de tomar agua y eso con el tiempo se hace ver tanto internamente como en el exterior de nuestra piel, por eso es importante  hacernos el hábito de tomar agua, hay a quien no le gusta el sabor del agua pura y bueno puedes agregarle cosas saludables para dar sabor como fruta, hojas de hierbas aromáticas, las infusiones tanto calientes como frías son deliciosas que aparte de hidratarte te darán beneficios extras sobre  tu cuerpo, algo  muy común es agregarle rodajas de pepino, rodajas de cítricos, hojas de menta, flores de Jamaica, es una oportunidad para ser creativos y probar nuevos sabores, hace tiempo mi amiga Diana me recomendó tomar en ayunas  agua con rodajas de pepino, hojas de menta y chía aparte de deliciosa da una sensación de estómago de bien estar, claro ahora que hace bastante frío opto por una infusión en ayunas, entonces podemos así programarnos todo el día para tomar líquidos saludables y mantenernos hidratados, esto va a dar como resultado una piel más hidratada, más elástica, ayudará a mantenerse más tersa y para quienes tenemos piel grasa  ayuda mucho a controlar la grasa facial y evitar formación de acné, así que manos a la obra a planear en nuestra despensa variedad de infusiones, la segunda parte es la alimentación este tema probablemente lo escuchamos en todos lados  que nuestra alimentación debe ser rica en verduras, ácidos grasos saludables, proteínas y cereales integrales y pues si, si es verdad es súper importante la calidad de los alimentos  para mantener una piel saludable, disminuir mucho las harinas procesadas, los azúcares el alcohol  le va a ayudar mucho a tu piel a mantenerse en buen estado, si no nos gusta las verduras podemos tomarlas en creativos batidos, optemos por semillas como nueces, almendras y créanme que en cuanto se comienza a hacer cambios de alimentos se refleja inmediatamente en tu piel, podrás verla mucho más saludable y sentirte mejor.

-Esta segunda opción es de las más importantes y es el descanso, una mala noche nos va a dar una mala cara, le hace un daño a la piel no descansar, que aparte de no sentirnos bien no nos vamos a ver bien, el dormir nuestras horas que deben ser de 7 a 8 horas diarias nos va a dar más firmeza y elasticidad a nuestra piel, también te dará una piel más luminosa ya que al descansar se regenera nuestra piel, mejora la circulación ayudando a disminuir las ojeras, se eliminan toxinas, por eso amanecemos siempre con una piel suave, tersa, hidratada gracias a esas horas de sueño.

Y pues para poder lograr mejor calidad de sueño puedes comenzar con cenas ligeras, alejarte de los aparatos electrónicos de menos una hora antes de dormir, tomar una infusión, aplicar aromaterapia  que les recomendamos nuestras brisas de lavanda que puedes aplicar en almohada y sábanas  antes de dormir combinado con hacer respiraciones ayudará a relajar tu sistema nervioso y poder tener un sueño de calidad, son pequeños hábitos que podemos adaptar a nuestro día con día para una mejor calidad de vida y buena salud.

-Nuestra último gesto es cuidar nuestros hábitos de higiene, esto es como cuidamos nuestra piel por fuera ya que es la que está en contacto con el exterior por lo que se ve expuesta a contaminación, el sol, polvo y demás factores exteriores  que pueden afectar incluso nuestra salud, es por eso que primeramente bueno como ya hemos hablado en otros episodios es comenzar con la higiene de lavar con nuestro jabón por lo regular es uno para el cuerpo, otro para el rostro y otro para el cabello esto para cubrir las necesidades de cada parte de nuestra piel, otra opción y muy importante es la exfoliación en el rostro con productos más suaves y en el cuerpo puede ser con sales, algún cepillo en seco, este acto de limpieza  ayuda a eliminar las células muertas de nuestro cuerpo, ayuda a activar la circulación y a mantener una piel limpia, sana bonita, luminosa preparada para hidratar ya sea con crema corporal o algún aceite especial que decidamos usar esto nos va a aportar hidratación, elasticidad también luminosidad a tu piel, ayudará también a protegerla , esta parte del cuidado de la piel es muy divertida muy sensorial, podemos encontrar actualmente muchos productos de buenos ingredientes de origen vegetal, biodegradables pero aparte con aromas ricos y  muy chulos de empaque y de sensaciones, hagamos que todo esto aparte de sentir que son rutinas que pueden tensarnos , hagamos que sea disfrutable y que se vaya dando solito con mucho amor propio  y como resultado nos dará no solo la piel si no que una persona más sana, más bella por dentro y por fuera .

Deja una respuesta