Cuando tenemos la piel grasa nos molesta mucho la sensación en el rostro de grasa todo el día, la formación de imperfecciones como puntos negros, acné o poros dilatados, son el gran problema, y bueno como ya sabemos debemos tener una muy buena limpieza facial, pero siempre queremos complementar nuestra rutina y para eso están las mascarillas.

Las mascarillas son nuestras grandes aliadas para la limpieza facial, suelen ser muy limpiadoras, acompañadas de exfoliantes, matificantes, suavizantes e hidratantes entre otros beneficios que nos brindan, claro todo va a depender de sus ingredientes.

Además, como nos gusta cuidarnos con productos naturales podemos elegir a base de extractos de plantas, carbón activado, arcillas, aceites vegetales, aceites esenciales entre otros ingredientes que te ayudarán a complementar tu rutina y dar beneficios antisépticos, purificantes y reguladoras de grasa sobre tu piel.

Por eso queremos hablar de 2 mascarillas con muy buenos resultados sobre tu piel grasa.

La primera es mascarilla de carbón activado, todos hemos escuchado del carbón activado y sus beneficios sobre la piel grasa, te ayuda a un détox sobre la piel, ayuda a eliminar las células muertas por su composición granulada de forma fina a la vez de dar limpieza profunda a los poros y evitar que se formen los puntos negros.

Busca que se acompañe de otros ingredientes derivados de las plantas por ejemplo de aloe vera que ayudará también a calmar la piel, de extractos de algunas plantas como romero, té verde, menta que son astringentes y ayudarán a eliminar la grasa de la piel.

La puedes usar una o dos veces por semana, como siempre les comento que sea cuando queremos tomarnos nuestro tiempo para reposar.

Podemos aplicarla con la yema de tus dedos o alguna brocha especial en una capa muy ligera es suficiente, la dejas reposar 15 minutitos y retiras con agua tibia.

La segunda mascarilla es la de arcilla verde, una tierra natural con propiedades limpiadoras que aparte de absorber la grasa facial va a ayudar a dar una pequeña exfoliación al momento de la aplicación así ayudando a limpiar los poros para dar como resultado una piel libre de grasa, de células muertas, tonificada y limpia.

También suelen venir acompañadas de extractos naturales que a la vez son complementarios en tu limpieza por ejemplo también el aloe vera, la manzanilla, caléndula que son calmantes, o té verde, romero y menta que son geniales ayudando a controlar la grasa y tienen beneficios astringentes.

Esta mascarilla también puedes usarla una o dos veces por semana en tu tiempo de descanso para que sea disfrutable y ayude también a relajar los músculos de tu cara, aplicarla con las yemas de los dedos o una brocha especial en capas ligeras, dejando reposar de 10 a 15 minutos y enjuagar con agua tibia.

Cualquiera de las dos mascarillas que elijas para complementar tu limpieza son ingredientes que por sus propiedades ayudan a mantener tu piel limpia y libre de grasa.

Recuerda que después de aplicar tu mascarilla la piel queda muy limpia y puedes aplicar ya sea un tónico facial, tu sérum o tu hidratante facial, nunca olvides tu protector solar.

Deja una respuesta